El ladrón de Lunas – Fantasía (PG+12)

7:15am 

Me levanté de estallido, un tanto efímero, pero bajo de la cama y, al pararme, siento un fuerte mareo que me devuelve al borde del colchón, obligándome a agarrar la cabeza para que no saliese volando de mi cuello. Siento como todo da vueltas y vueltas, paseándome por los alrededores de mi habitación, mientras acercaba mi mano al collar que me había elegido al nacer, y veía que su brillo blanco y cegante, empezaba a disiparse y volverse, poco a poco, opaco.


Los Estros son hombres o mujeres humanos, mortales y no longevos, nacidos del cruce de cualquiera de las especies sobrenaturales y un humano, que tienen el poder de utilizar magia a través de la canalización de la naturaleza mágica.

Las Lunas son amuletos compuestos de una fase lunar y un cristal que, combinado con la fuerza natural de los estros, le permiten canalizar su poder interior al exterior de una manera muchísimo más potente que lo normal (así como un megáfono amplifica tu voz). Las lunas tienen una fuerza vital que, al cumplir 18, cada estro debe vincular y proteger, pues contiene una parte de su alma, que si se fuese a romper, perder o robar, le suprimiría cualquier tipo de ADN mágico al estro, convirtiéndolo en un humano común y corriente, y entregando el poder del estro desterrado de su luna, al estro que tuviese la luna. (en caso de pérdida o robo)

luna
Luna con fragmento de Esmeralda

 7:17am 

Los dos minutos más largos de mi vida, y, para ser honesto, los más difíciles, pues, me acabo de dar cuenta que las leyendas eran ciertas. Existía aquella plaga que eliminaba magia del mundo. Existía aquel odio encarnado que pretendía borrar a mi raza por la eternidad y convertirla en lo que era aquello.

Extendí mi brazo a mi mesa de noche y levanto mi teléfono para ver cualquier mensaje que tuviese y me doy cuenta que tenía cuatro llamadas perdidas que resaltaban sólo por el nombre de quien las hacía, “Denisse“.

Entro a la aplicación de llamadas de inmediato y lo primero que hice fue devolverle las llamadas.

* roo roo…roo roo…roo roo… *

No contesta, mierda.

Agarrando mis riendas de conciencia nuevamente, me paro y me acerco al clóset para tirarme algo arriba y, rápidamente, salir a comer algo para poder pensar claramente sobre lo que estaba pasando.

Pero, ¡¿Qué fue lo que pasó aquí?! – dije mientras veía mi sala y comedor, totalmente destrozados y con bastantes cosas sueltas y tiradas.

Mientras voy saltando y cruzando obstáculos, hago mi camino, nuevamente, hacia mi habitación para recurrir a mi último recurso: mi baúl de corotos. Abro el baúl y, entre cosas mágicas y útiles, saco una varita que, al girarla varias veces, creaba un portal para transportarte a donde quisieras.

Giro mi varita y pienso con detalles estar en donde estuviese Denisse, y de un momento a segundos, el portal me hala hacia mi lugar deseado pero no esperado…

¡Denisse! – grite mientras me apresuraba y soltaba la varita en el suelo para socorrer a mi sensei y, en cuanto me acerqué, vi como tenía su luna destrozada y su cristal hecho añicos.

Mientras, trataba de hacerla reaccionar con golpes en la cara y movimientos bruscos, buscando alguna reacción de dolor, discomfort o, incluso, de vida, pues tampoco veía signos de respiración, palpitación ni dilatación de pupilas. Me paré y, conmigo, la cargaba. Busqué la varita y pensé en el Hospital General de Grace & Wallace y, entre segundos, ya estaba en su puerta principal, corriendo hacia emergencias, dejando rastro de los escombros de polvo y ruinas de su vivienda mientras recorría distancia corta.

¡Auxilio! ¡Auxilio! ¡Ayudenlaaaa! Necesito un médico de inmediato. – gritaba desesperadamente, mientras veía que pocos se molestaban en voltear la mirada, hasta que llego un grupo de enfermeros y enfermeras a asistirme. La puse en la camilla, le agarre la mano con su Luna apretada en ella, y nos echamos a correr por el pasillo a la sala de operaciones más cercanas.

Denisse… – exclamé al verla pasar a la sala, mientras me restringían la entrada.

De un momento, sentí toda la soledad del universo y el agobio de millones, y lo único que pude hacer fue soltar un grito, y me aseguré de que en Plutón lo escucharan.


8:27am

Un chorro de sudor y la incomodidad de mi cuerpo mojado, hace que todo se convierta en un laberinto de la conciencia y de un segundo a otro, me encuentro gritando, sentado en mi cama, lleno de sudor y con el corazón en la boca.

Tras unos respiros fuertes y desesperados, vuelvo mi atención a mi Luna y veo que está apagada totalmente, lo que me da a entender que un ladrón de lunas había accedido a mi mente y había plantado la desesperación para mantenerme débil y saquear mi poder.

Tomé el amuleto en la mano y vi como perdió total color. Intenté elevarlo para “comprobar si realmente había sido eliminada mi parte mágica” y logré mantenerme como un idiota mirando el amuleto en la palma de mi mano sin ningún progreso, por lo que me llevó a concluir:

Ladrón de Lunas anda suelto – después de decirlo, no cupo duda que lo que acababa de ver y sentir, no era más que una visión que me advertía, tarde, sobre los saqueadores de lunas y su deseo de eliminar la raza.

Me paré de la cama, me tiré algo arriba para salir a comer algo, y cuando salgo a la cocina, veo a Denisse tirada en el suelo, con un cuchillo dentro de su cavidad torácica (cerca del corazón), sangrando y con la luna en la mano, rota, y el cristal, echo trizas, mientras veía unos pasos marcados de sangre, como si se tratase del asesino, así que, con mucho miedo y nerviosismo, decidí seguirlos.

Los pasos se devolvían a la sala y daban una vuelta en el comedor y se regresaban al pasillo por una esquina de la puerta, y luego entran a mi habitación, rodean mi cama y se detienen en mi baño. Abro la puerta y veo la ropa ensangrentada en el suelo y, lo único que hice fue subir mi mirada y, al ver mi espejo supe que había asesinado a mi sensei.


~ Castro ~

Advertisements

Escribe, humano...

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s